Nueva atribución a El Greco

Nueva atribución a El Greco

Esta semana ha salido a la luz un estudio entre en Centre D´Art D´Època Moderna y la Dra. Carmen Garrido, en el que informan de una nueva atribución a El Greco del cuadro Cristo con la cruz a cuestas.

Esta iconografía tuvo gran aceptación entre la clientela del artista, que repitió el cuadro en numerosas ocasiones. En 1967 el experto norteamericano Harold Wethey catalogó hasta 11 originales, destacando las versiones del Metropolitan Museum of Art en Nueva York, y del Museo Del Prado en Madrid.

Se trata de un lienzo de pequeño formato (57,5 x 38,5 cm.) que entró en 2018 como obra desconocida en el Parque Científico de la Universidad de Lleida para ser estudiado por la Dra. Carmen Garrido, Mariona Navarro y Ximo Company. Tras las pruebas y análisis realizados, durante estos dos años, se ha determinado la autenticidad de la obra.

fotografíainfrarroja
Cristo con la cruz a cuestas (c.1585-1590) por El Greco. Colección particular. Fotografía y fotografía infrarroja

Está firmada “Doménikos Theotokópoulos e´poieri” (hecho por Doménikos Theotokópoulos) en la parte inferior del tronco de la cruz, la firma más tradicional utilizada por El Greco, con letras pequeñas en cursiva y en griego, en tierra marrón muy diluida, El lienzo, típico de otras obras de El Greco, es de lino de estructura en tafetán, 14 hilos de trama y 15 de urdimbre, en torsión Z por cada cm2. La paleta cromática se compone de blanco de plomo, amarillo de plomo estaño, azurita, bermellón y carbón, con preparación roja de suelos de almagre.

Las hipótesis formuladas por el CAEM y la Dra. Garrido es que el pequeño lienzo podría formar parte de las obras que El Greco almacenaba en su taller con el fin de ser mostrado a su clientela toledana de finales del S.XVI; o que, por el refinado acabado de la obra y sus pequeñas dimensiones, podría tratarse de una obra concebida para un oratorio privado de algún noble o clérigo toledano.

Sin duda, un gran trabajo de investigación.

Aprovechando la noticia del descubrimiento, y por cercanía, me gustaría comentar algo que poca gente sabe. En la iglesia de Santa Catalina en El Bo­nillo (Albacete), se encuentra uno de esos originales catalogados como auténticos Grecos. La identificación del cuadro se produjo en 1928, con motivo de la selección de obras para la Exposición Iberoame­ricana de 1929 en Sevilla, el escultor Ignacio Pinazo y el perio­dista Abraham Ruiz lo localizaron colgado a bastante altura en la Iglesia parroquial. La obra estuvo en el Museo del Prado durante la guerra civil y se restauró, textualmente “se atirantó el lienzo y se tapó un agujero y varios saltados y rozaduras“. Al finalizar la guerra civil, en 1939, figuró en la exposición “De Barnaba de Modena a Goya” celebrada en el Museo del Prado.

Se puede consultar el informe del CAEM aquí.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?